Testimonios

 
allendoncoatdrive

Allen y Don

He pasado la mayor parte de los últimos treinta años dentro y fuera de prisión. Las veces que salí de prisión estaba, la mayoría del tiempo, sin hogar. Sé lo que es tener hambre. Sé lo que es tener frío. Creo que en aquellos tiempos me sentía tan desconectado del mundo y tan solo, incluso cuando estaba rodeado de mucha gente. También recuerdo esos momentos en la calle en los que un extraño me preguntaba si tenía hambre o si quería usar la sudadera con capucha que tenían. Fueron esos momentos aleatorios que sentí que era humano y experimenté una conexión momentánea con otra persona.

En junio de 2014, salí de la prisión de San Quentin a la edad de 50 años. Esta vez tuve a alguien esperándome, que me dio la bienvenida a casa. No estaba muy seguro de cómo todo esto se llevaría a cabo porque aún no le habíamos preguntado a su casero si podía quedarme allí. No tenía nada más que los $200.00 de “gate-money” de la prisión y ningún ingreso estable.

Soy de San Francisco, así que llegar a Santa Rosa donde no conocía a nadie excepto a mi pareja Don, estaba estresándome por tantas cosas… mi salud, que me inscribieran en SSI, pero más inmediatamente, ¿cómo iba a contribuir a comprar comida, pagar facturas y simplemente tirar de mi propio peso?

Mi pareja Don es un voluntario en Face 2 Face, y trató de aliviar mi mente justo antes de mi liberación, sugiriendo que echara un vistazo a Face 2 Face. Dijo que conseguiría un administrador de casos asignado a mí para ayudar a navegar mi camino en la búsqueda de cualquier programa que puediera haber que podría ayudarme. También me dijo que había un Consejero de Beneficios que podría ayudarme de principio a fin en la presentación ante el Seguro Social. También dijo que había un Administrador de Casos que ayuda en temas de vivienda y, “… vamos a ver si no hay algo que ella pueda hacer por ti.”

Aunque sabía que podía usar toda la ayuda que pudiera conseguir, todavía estaba un poco aprensivo porque me avergonzaba pedirla. Así que no estaba tan emocionado como Don para conocer a toda la “gente agradable y servicial”, pero ¿qué podía hacer? Al menos tuve que venir a comprobarlo.

Cuando finalmente llegué a Face 2 Face y llegué a conocer a esta gente, aunque no voy a decir que todas mis defensas se habían derretido, estaba empezando a sentirme a gusto aquí.

No pasó mucho tiempo después de que llegué aquí por primera vez, así que me acostumbré a aprovechar el Centro de Recursos para Clientes, poder usar el teléfono o ponerme en el ordenador para ocuparme de cosas personales. Decidí, por sugerencia de Don, probar el voluntariado una vez a la semana en Face 2 Face. Tengo comportamiento antisocial, bipolar, y mírame, estoy tatuado cuello a pies. ¡No querrán algunos ex convictos con problemas mentales para contestar sus teléfonos o hacer lo que sea!

Dejé que Don me convenciera de que lo intentara. No pasó mucho tiempo después de que comencé a ser voluntario y comencé a abrirme un poco a los extraños y la proximidad de los que me rodean. Empezaba a sentir que tenía algo de valor. Y por primera vez en 30 años la gente me pedía estar cerca de ellos… incluyéndome en eventos y conversaciones. He encontrado algunos nuevos amigos y tan cursi como esto puede sonar, una especie de familia.

He visto tantas personas sin hogar en mis viajes diarios aquí en Santa Rosa, y tengo una idea… Quiero tener un impulso de abrigo para beneficiar a las personas sin hogar y de bajos ingresos en el condado de Sonoma que viven con VIH/SIDA. ¿Cómo iba a hacer esto? ¿Qué tenía que hacer para que esto fuera una realidad? Así que compartí mi pasión con Meghan Murphy, Directora del Programa en Face 2 Face. Después de que terminé lo que quería decir, la primera frase de ella fue: “¿Qué podemos hacer para ayudar?”

Y así, desde ese día hasta ahora, mi sueño es ahora no sólo mío, sino el del personal aquí en Face 2 Face y cualquiera que haya escuchado nuestra misión. Estoy tan emocionado y agradecido de haber tenido un lugar al que ir cuando salí de prisión, no sólo para recibir servicios, sino para aprender la necesidad de construir comunidad y amistades. Tengo eso aquí en Face 2 Face.

Ustedes son increíbles,

Cariñosamente,

Allen

Face to Face

873 Second Street
Santa Rosa, CA 95404
707-544-1581


Horas de servicio
Martes-Viernes
9 AM – 4:30 PM

 

Calendario en curso

Pruebas rápidas de VIH
Martes a viernes
9:00 A.M. to 4:30 PM

Orientación voluntaria
Primer miércoles de cada mes
3:00-4:00 PM

101 VIH
Primer jueves de cada mes
4:00-5:00 PM

Contacta a Face to Face

2 + 15 =