VIH y Envejecimiento

Sobre el VIH y Envejecimiento

Al comienzo de la epidemia, hace más de 30 años, las personas que eran diagnosticadas con VIH o SIDA podrían esperar vivir sólo 1-2 años después de ese diagnóstico. Esto significaba que los problemas del envejecimiento no eran un foco para las personas con VIH, o los investigadores de la comunidad científica.

Habiendo proporcionado servicios a las personas que viven con VIH desde el comienzo de la epidemia, hemos sido testigos de la transición de la esperanza de vida de corto a largo plazo de nuestros clientes. Hoy en día, muchos de nuestros clientes mayores tienen problemas médicos más agudos, y significativamente más necesidades económicas y psicosociales. Face to Face sirve como el centro de servicios de VIH en el Condado de Sonoma y continúa proporcionando atención valiosa, manejo de casos y servicios coordinados a nuestros clientes envejecidos que viven con VIH. Estamos en aguas desconocidas y estamos aprendiendo juntos lo que significa envejecer teniendo VIH. Estas preocupaciones psicosociales y de aparición temprana han llevado el tema del envejecimiento con VIH a la vanguardia de su atención.

Hoy en día, más de la mitad de todas las personas que viven con VIH en Estados Unidos tienen 50 años o más. Esto se debe, principalmente, a que las personas viven mucho más tiempo con VIH gracias a la eficacia de la terapia antirretroviral (ARV), pero también debido a los servicios esenciales de apoyo como la vivienda, la alimentación y los beneficios. Con esta esperanza de vida más larga, las personas que viven con infección por VIH, a largo plazo presentan muchas características clínicas comúnmente observadas en el envejecimiento: múltiples enfermedades o condiciones crónicas, el uso de múltiples medicamentos, cambios en las capacidades físicas y cognitivas, y una mayor vulnerabilidad a los factores estresantes. Sin embargo, la investigación muestra cada vez más que las enfermedades que suelen afectar a las personas VIH negativas de entre 60 y 70 años se están produciendo en personas con VIH de entre 40 y 50 años. El VIH también parece aumentar el riesgo de varias enfermedades asociadas a la edad, así como causar inflamación crónica en todo el cuerpo. Esto se debe a que el cuerpo de una persona que vive con el sistema inmunitario del VIH ha tenido que trabajar más duro para mantenerse saludable, incluso con el apoyo del tratamiento para el VIH.

La inflamación crónica se asocia con una serie de condiciones de salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares, linfoma, y diabetes tipo 2. Los investigadores están trabajando para entender mejor qué causa la inflamación crónica, incluso cuando las personas están siendo tratadas con TAR para su enfermedad por VIH. Una de las mayores preguntas sin respuesta es por qué está ocurriendo esto. Algunos ARVs, por ejemplo, poner tensión adicional en los riñones que puede conducir a insuficiencia renal. Ya sea que alguien experimente ataques cardíacos, fracturas óseas, enfermedad renal o ciertos tipos de cáncer, las tasas de estas afecciones en personas seropositivas son significativas. La investigación todavía está determinando cuánto contribuye el VIH a estas condiciones y cuánto se puede explicar por otros factores (como fumar, o medicamentos contra el VIH y la coinfección con otros virus).

Vivir con VIH presenta ciertos desafíos, sin importar la edad. Sin embargo, las personas mayores con VIH pueden enfrentar problemas diferentes a los de sus homólogos más jóvenes, como un mayor aislamiento social y soledad. El estigma es también una preocupación particular entre las personas mayores con VIH. El estigma afecta negativamente la calidad de vida, la propia imagen y los comportamientos de las personas, y puede evitar que se logren desasociar de su diagnóstico de VIH o busquen atención del VIH.

Es importante que las personas mayores con VIH se vinculen a la atención del VIH para realizar pruebas periódicas y tengan acceso a servicios de salud mental y otros servicios de apoyo para ayudarles a mantenerse saludables y seguir participando en la atención del VIH. En algunos casos, los medicamentos para otra afección pueden interactuar con los medicamentos para el VIH, lo que hace que uno o ambos sean menos eficaces, por lo que es importante que si estás envejeciendo con VIH, informes a tus proveedores de atención médica acerca de los medicamentos que estás tomando, incluyendo cualquier remedio a base de hierbas y tratamientos alternativos. Es importante obtener apoyo cuando lo necesites y hacerlo más pronto que tarde, ya que el estrés puede conducir a problemas de salud cognitiva y física relacionados con la edad.

Podemos ser un recurso para ti si estás envejeciendo con VIH. Llama a nuestras oficinas al 707.541.1581 o visítanos de martes a viernes, de 9:00am a 4:30pm.

Face to Face

873 Second Street
Santa Rosa, CA 95404
707-544-1581


Horas de servicio
Martes-Viernes
9 AM – 4:30 PM

 

Calendario en curso

Pruebas rápidas de VIH
Martes a viernes
9:00 A.M. to 4:30 PM

Orientación voluntaria
Primer miércoles de cada mes
3:00-4:00 PM

101 VIH
Primer jueves de cada mes
4:00-5:00 PM

Contacta a Face to Face

14 + 12 =